Sistema financiero

El sistema financiero uruguayo, controlado por el Banco Central del Uruguay, esta compuesto por el Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU), Banco Hipotecario del Uruguay (BHU), Bancos privados, instituciones financieras (casas bancarias), la Bolsa de Comercio de Montevideo y otros de menor escala.
El Banco Central del Uruguay, además de actuar como regulador del sistema y autoridad monetaria, supervisa las actividades de las entidades financieras, implementa la política cambiaria y actúa como ente financiero del Estado.
El BROU es un banco comercial donde son realizadas las declaraciones de las operaciones de comercio con el exterior. Este banco, en coordinación con el Banco Central, actúa sobre la dirección del mercado cambiario y de créditos.
El BHU otorga préstamos para vivienda y construcción.
La liberación financiera en curso, el franco incremento del comercio en la economía uruguaya, el creciente interés incentivado por el mercado entre inversores privados no residentes e instituciones financieras internacionales, la estabilidad en las relaciones financieras con bancos internacionales y organizaciones financieras multilaterales, han creado una atmósfera que se presta a la diversificación de los servicios financieros ofrecidos por los bancos del país y por las instituciones financieras.
Uruguay tiene un eficiente sistema financiero, contando entre sus afiliados con numerosos bancos de 1ª línea, tanto europeos como norteamericanos. Esto ha convertido a este país en un mercado importante a nivel regional.

  1. Los depósitos están dolarizados, a pesar de que la rentabilidad para depósitos en moneda nacional frecuentemente supera a la de los depósitos en moneda extranjera.
  2. El dólar americano es la principal divisa extranjera. Sin embargo, se pueden hacer operaciones (depósitos) en cualquier otra moneda.
  3. Los créditos son esencialmente otorgados en moneda extranjera. El 90% es prestado a residentes.

El estricto mantenimiento del secreto bancario está expresamente garantizado por Ley. Solo puede ser levantado por orden judicial y en casos graves y debidamente fundamentados. Por una ley reciente se otorgaron facultades a la Dirección General Impositiva para solicitar dicho levantamiento con las mismas garantías expresadas anteriormente.

Translate »